Stoller Academy Blog
HORTÍCOLAS

En los cultivos intensivos producidos bajo plástico, es importantísimo asegurar un desarrollo constante en el tiempo del sistema radicular de tal manera que nos asegure una producción elevada y continua de Citoquininas, hormona responsable de la multiplicación celular y por tanto del rejuvenecimiento
del cultivo
a lo largo de su ciclo.

Fisiologia_vegetal_Horticolas02Los cultivos hortícolas de ciclo largo han de ser lo más productivos posibles y debemos mantener la calidad de su producción durante muchos meses, tratando de asegurar el máximo de calidad posible hasta el final del cultivo. Es imposible mantener la calidad y el calibre de los frutos a lo largo del tiempo sin garantizar una cantidad constante de citoquininas durante las floraciones, cuaje y duración de la fase embrionaria. Es nuestra labor el manejar la planta y aportarle los estímulos necesarios para garantizar una actividad radicular constante y suficiente para este propósito y en el caso de que en algún momento no sea suficiente, debemos garantizar esas citoquininas de forma foliar preferentemente.

Las citoquininas influyen en la formación de los órganos de fructificación desde el inicio del proceso de diferenciación. Una adecuada cantidad de citoquininas que se movilicen desde la raíz hacia la parte aérea nos ayudara a diferenciar los nuevos crecimientos hacia órganos de fructificación. La correcta relación entre auxinas y citoquininas nos generará un número adecuado de estos órganos, por el contrario si hay un desequilibrio y predominan las auxinas la planta tenderá hacia un mayor crecimiento vegetativo.

Durante la floración la planta también debe ser capaz de mantener la producción de citoquininas, en este proceso también tienen su importancia. Hay estudios que relacionan el aborto de flores con un bajo nivel de citoquininas en la planta. La planta no es capaz de satisfacer las necesidades  en esta hormona y el movimiento de azucares hacia las flores se ve disminuido, influyendo este hecho en la calidad del grano de polen lo que dará lugar a una mala fecundación y posterior fructificación lo que al final se traducirá en perdida o caída de flores.

El obtener un fruto de tamaño acorde a los estándares de calidad es un objetivo primordial en las producciones agrícolas. Las citoquininas, en las primeras fases del crecimiento del fruto finalizada la floración, ayudan a incrementar el número de células que formaran el fruto. El posterior desarrollo y crecimiento de estas células nos será de ayuda para obtener el tamaño que deseamos para alcanzar estos estándares.

No debemos olvidar que la vida post – cosecha es un aspecto tenido en cuenta a la hora de evaluar la calidad. La acción de las citoquininas en el rejuvenecimiento del cultivo es una ventaja en los cultivos de hoja para mantener su aspecto fresco durante más tiempo. La reducción de las hormonas del envejecimiento nos beneficia  teniendo la planta un aspecto más saludable durante un periodo más prolongado de tiempo.

 

Stoller Europe

29 | 05 | 2013 Conocimiento Dejar un comentario

Compartir

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y obtener estadísticas. Puede aceptar el uso de las mismas continuando con su navegación o rechazarlo abandonando la web. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close