Stoller Europe Blog
MAXIMIZAR EL POTENCIAL GENÉTICO DE LAS PLANTAS

Durante muchos años los Ingenieros Agrónomos y Agrícolas hemos tratado de hacer frente a los retos de la agricultura moderna utilizando las herramientas que pensábamos teníamos a nuestra disposición: las mejores semillas seleccionadas, las mejores variedades comerciales, los mejores sustratos o preparación de suelos, los últimos avances en nutrición vegetal, todas aquellas armas fitosanitarias aprobadas a nuestra disposición y cualquier otra herramienta que nos permitiera hacer frente a los retos del campo, siempre imprevisibles.

Hoy en día, cuando uno lee el párrafo anterior debería de echar de menos un concepto que, lejos de ser nuevo, por haberse entendido como excesivamente teórico y poco práctico apenas algunos pocos decidieron invertir en él. Se trata, sin duda alguna, de la Fisiología Vegetal o como Jerry Stoller describió ya hace más de treinta años, “El lenguaje de las plantas”.

A mediados de los años 80, un visionario de nuestro tiempo y amante de la agricultura, el Dr. Jerry Stoller, descubrió que gran parte del potencial genético de nuestros cultivos se pierde a lo largo del ciclo de cultivo debido a la necesidad por parte de las plantas de adaptarse o superar los distintos retos que en forma de estrés se les presentan. Este fue el punto de partida para ahondar en toda la información que se conocía y la que en los siguientes años se fue descubriendo en referencia a la Fisiología Vegetal.

 

El Dr. Jerry Stoller impartiendo un seminario a productores

 

Resulta que las plantas son mucho más complejas de lo que habitualmente asumimos y tanto su capacidad de análisis del entorno como su capacidad para adaptarse a los continuos cambios son la clave de su supervivencia evolutiva. Cada día más científicos reconocen que existe cierta “inteligencia” en las plantas dado que se trata de organismos que no solo se comunican entre ellas en la distancia a través de la emisión de sustancias químicas, sino que existe todo un “lenguaje” que permite la comunicación continua entre las distintas partes de la planta.

Conocer el “lenguaje” interno de la planta, comprender como esos mensajes en forma de sustancias hormonales viajan de un punto a otro y modifican el comportamiento de los tejidos alcanzados es la clave del siguiente paso en la agricultura moderna. Hoy ya no nos basta con aportar a la planta nutrientes esenciales para su desarrollo, debemos conocer también cuáles son las necesidades exactas de ciertas hormonas naturales para que su desarrollo y productividad sea máxima.

Los Ingenieros Agrónomos no solo deben conocer cuáles son las necesidades nutricionales de un cultivo y las distintas relaciones N, P, K y microelementos en cada una de sus fases. Es imprescindible que los Técnicos nos revaloricemos gracias a todos los conocimientos adquiridos que deben permitir adelantarnos al futuro más inminente del comportamiento de un cultivo basándonos en información fiable sobre sus condiciones de manejo, suelo y clima. El conocimiento de la Fisiología Vegetal nos permitirá aunar los conocimientos de nutrición vegetal a los del comportamiento en base a las condiciones cambiantes del entorno, permitiéndonos adelantarnos a posibles problemas o fisiopatías que hasta hace poco eran tratadas con mucha dificultad.

En estos últimos treinta años, Jerry Stoller y su compañía han tratado de explicar en qué consiste este “dialogo” interno de la planta y cómo conociendo lo que sucede en cada fase del cultivo en las distintas partes de la planta, podemos entonces ocuparnos de garantizar que los niveles de hormonas vegetales en cada parte de la planta sean los correctos para así poder alcanzar o desarrollar todo su potencial genético.

En el primer documento que Jerry Stoller publicó, el cual está patentado, ya se mencionaba no solo el rol de cada hormona vegetal sino un diagrama muy sencillo que permitía comprender la importancia de las hormonas en cada fase de cultivo, así como su interacción con los elementos nutritivos. Este diagrama (ver Imagen 1: Ciclo hormonal de la planta) ha sido, en innumerables ocasiones, utilizado y publicado por muchas personas, empresas y blogs, aunque desgraciadamente no siempre se le ha reconocido al Sr. Stoller y a su compañía su contribución como la fuente de tal conocimiento.


Imagen 1: Ciclo hormonal de la planta

 

En los últimos años, la compañía Stoller ha continuado con su pasión por investigar y explicar el “lenguaje de las plantas” y, como consecuencia de esta dedicación, ha creado, patentado y compartido una evolución de su primer diagrama. Este segundo diagrama (ver Imagen 2: Ciclo hormonal de la planta actualizado) ahonda en el conocimiento de los niveles de presencia y dominancia de cada una de las cinco principales hormonas naturales dentro de la planta, así como su más que íntima interacción entre ellas y los nutrientes. Conocer y entender este “lenguaje” es una herramienta valiosísima para cualquier ingeniero agrónomo que desee aportar valor al campo aumentando productividades y reduciendo pérdidas de producción.

 

Imagen 2: Ciclo hormonal de la planta actualizado

 

 

Escrito por Sergio Aguilar

Gerente de Stoller Europe

 

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y obtener estadísticas. Puede aceptar el uso de las mismas continuando con su navegación o rechazarlo abandonando la web. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close