Stoller Academy Blog
Consideraciones para Receso Invernal y Floración en Frutales Caducos

Alcances para una buena floración, cuaje y retención de fruta

 Durante el período invernal, comenzamos con los preparativos para el inicio de una nueva temporada agrícola, procurando estar muy atentos a la evolución y acumulación del frío invernal (Unidades de frío en base 7°C, porciones, etc.), dado que históricamente ha sido el parámetro más monitoreado para tener nociones de una adecuada brotación/floración y augurarnos un buen cuaje. Sin lugar a dudas, la cantidad y calidad del frío invernal será crucial en la activación de la planta y su desarrollo durante los primeros estados fenológicos.

Sin embargo, debemos recordar que el potencial productivo lo estamos definiendo más temprano, específicamente durante los momentos de inducción y diferenciación floral (Figura 1), además también debemos recordar que la acumulación de reservas será muy importante al momento de sustentar el crecimiento y desarrollo a inicios de primavera, en especial parámetros como el nitrógeno, el almidón, fósforo, potasio (Figura 3). Otro punto importante a considerar es la caída uniforme de hojas, dado que el proceso de acumulación de hormonas y otros compuestos inhibidores (inducción de receso) será más homogéneo, y por ende el proceso de salida de receso (brotación/floración) también debería ser más uniforme.

Evolución de yema floral de Cerezo.

Figura 1. Evolución de yema floral de Cerezo. Modificado de Fadón et al. 2017

 

Dinámica de arginina, potasio, fósforo y almidón en dardos de Cerezo.

Figura 3. Dinámica de arginina, potasio, fósforo y almidón en dardos de Cerezo.

 

¿Qué está sucediendo a nivel fisiológico?

 En la medida que nos acercamos a otoño, y las condiciones de luminosidad y temperatura comienzan a cambiar, internamente comienza un proceso de señalización y regulación de la fisiología interna, que se traducen en un generación y acumulación de especies reactivas de oxígeno (ROS), ácido abscísico, etileno y otros metabolitos, lo que da como resultado una abscisión de follaje y mantiene a la planta en condición de receso durante invierno (Figura 2).

Diagrama ilustrativo de la evolución hasta otoño

Figura 2. Diagrama ilustrativo de la evolución hasta otoño.

 

¿Qué mecanismo utiliza la planta para inducir el receso?

Las plantas, así como otros seres vivos, posee un reloj interno (Reloj circadiano), cuyo rol es coordinar el funcionamiento fisiológico de la planta a través de la percepción en los cambios del fotoperiodo y la temperatura. Relación que coordina la expresión y el bloqueo de los genes que regulan lo expuesto anteriormente.

 

¿Cuál es el rol del frío durante el invierno?

Justamente la cantidad y la calidad de frío invernal serán las señales que gatillarán nuevamente un proceso de señalización interno, en el cual, compuestos como el ácido abscísico, etileno y ROS se degradaran y/o bloquearan, mientras que compuestos promotores del crecimiento como citoquininas, auxinas y giberelinas aumentarán su síntesis-acumulación, promoviendo la salida de receso (Figura 4). La repercusión práctica de lo anterior, es que un adecuado y homogéneo inicio de temporada, repercutirá positivamente en la sincronización floral y por ende en la cuaja (período de polinización efectiva), además impactará también directamente en la retención de fruta y el potencial calibre. Por ese motivo, el monitoreo del frío invernal (cantidad y calidad), sumado al uso de productos que estimulen un uniforme desarrollo de yemas florales/vegetativas, será fundamental como estrategia inicial en la temporada.

Fisiología del receso en frutales de hoja caduca

Figura 4. Fisiología del receso en frutales de hoja caduca.

 

Considerando que la primera estrategia se encuentra cubierta, el paso siguiente es focalizarse en el proceso de cuaja y retención de fruta.

¿Qué debemos considerar desde el punto de vista fisiológico?, en primera instancia debemos entender que una de las hormonas vegetales que lidera el proceso de cuaja es la auxina, la cual cumple el rol de promover el crecimiento del tubo polínico y soportar la división celular en los primeros estados de fecundación del fruto, generación de haces vasculares en el fruto, etc (Figura 5).

¿Qué consideraciones debemos tener desde el punto de vista práctico?, la planta es capaz de sintetizar la hormona en cantidades óptimas a temperaturas de 20 a 25° C en el ambiente, razón por la cual muchas veces se apoya la carga auxínica directamente a través de productos hormonales o indirectamente a través de nutrientes como boro y zinc, los cuales cumplen el rol de protegerla de degradación y promover su síntesis, respectivamente.

Resumen proceso de floración

Figura 5. Resumen proceso de floración. Extraído de Yuri,2009 y modificado por Maldonado.

 

Otra hormona que debemos considerar como crítica durante el período de floración es el etileno, dado que su generación en el ambiente se verá favorecida por las condiciones ambientales adversas (bajas temperaturas, precipitaciones, etc.) y por el mismo proceso de floración.

¿Qué implicación tendrá en el proceso de cuaje? La presencia de etileno en el ambiente generará una aceleración en la senescencia del tejido floral, pudiendo causar una disminución en el cuaje, dada por el acortamiento el período efectivo de polinización, o un aumento en el aborto, dado por un cuaje incompleto o un exceso de la misma hormona (Figura 5).   

 

Estrategias para solucionar el problema

Si consideramos desde el periodo de receso invernal hasta floración, la estrategia lógica sería hacer foco en una estimulación con promotores del crecimiento (Auxina, Giberelinas, citoquininas) a salidas de receso. En el caso de floración-cuaje, lo ideal sería utilizar estimulaciones con auxinas o nutrientes que promuevan la actividad auxínica (Boro, Zinc), además de compuestos que permitan bloquear el etileno (Cobalto).

A nivel internacional es posible encontrar publicaciones en diversas especies que corroboran la importancia del uso de promotores del crecimiento en objetivos productivos como: salida de receso invernal, floración, cuaje y retención de fruta. Algunas de las experiencias que hemos realizado en Chile, nos confirman la efectividad del uso de promotores del crecimiento a salidas de receso invernal, promoviendo mejor desarrollo floral (Figura 6), cuaja y retención (Cuadro 1). Situación similar ocurre al emplear auxinas más nutrientes como Boro y zinc al momento de floración, incrementando el cuaje (Figura 7) y por ende el rendimiento al final del ciclo.

Desarrollo Floral en base escala BBCH en Cerezo

Figura 6. Desarrollo Floral en base escala BBCH en Cerezo cv. Lapins.

 

Resultados Cuaje, número y peso de fruto en Cerezo

Cuadro 1. Resultados Cuaje, número y peso de fruto en Cerezo cv. Santina posterior a la aplicación del promotor crecimiento en período de receso invernal.

 

Cuaje en Cerezo cv. Bing y Nogal cv. Serr en ensayos realizados

Figura 7. Cuaje en Cerezo cv. Bing y Nogal cv. Serr en ensayos realizados temporada 2018-2019.

 

Como empresa estamos comprometidos a seguir aportando con conocimiento e innovación a nuestros clientes.

 

Francisco Maldonado

Gerente Técnico

Stoller Chile

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Stoller Europe

2 | 08 | 2019 Conocimiento, Experiencias, Stoller Chile Dejar un comentario

Compartir

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y obtener estadísticas. Puede aceptar el uso de las mismas continuando con su navegación o rechazarlo abandonando la web. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close